El Palmer Basket afronta en Alcalá el primer asalto por la permanencia 

El conjunto de Raúl Machado disputa este sábado a las 18 horas el partido de ida del Play-out en tierras madrileñas. Los palmesanos se presentan a la cita tras cosechar tres triunfos consecutivos. La batalla definitiva por la salvación se decidirá el próximo domingo 21 de abril en el Palau d’Esports de Son Moix.

Raúl Machado ha analizado el encuentro ante los medios de comunicación. Machado ha afirmado: «Espero un partido de contacto y con alta intensidad defensiva”. El entrenador ha destacado: «Es un partido de ochenta minutos, en este primero, nos jugamos llegar con ventaja al partido de casa, debemos tener paciencia”. Además, el técnico del equipo ha valorado de manera muy positiva el esfuerzo que han hecho los aficionados para alentar a sus pupilos en la capital de España. 

El Palmer Basket es otro desde que Raúl Machado asumiera las riendas de la plantilla. El cuadro mallorquín ha salido ganador en cuatro de los cinco encuentros que ha disputado con el nuevo preparador. El nivel del bloque alcanza sus mejores prestaciones del curso en el punto álgido de la campaña. 

La semana pasada, el Palmer Basket tuvo la capacidad de rescatar un partido, que a falta de 40 segundos, le tenía en zona de descenso directo. La virtud de saber gestionar los tramos finales ha crecido de forma exponencial con Machado como general del ejército. Los jugadores han elevado su nivel individual. La figura de Ángel Comendador ha emergido en el momento clave del año. El arte de la regularidad está a salvo con jugadores como Harris, Feliu, Mendiola o Urbutis. Pero hoy más que nunca hay que destacar la importancia que tiene la garra de Toni Vicens, el coraje de un soldado que ofrece hasta la última gota de sudor y de talento para ayudar a sus compañeros. La aparición estelar del mallorquín en Alginet cuando no había margen de error fue titánica. Jhery Matos vivirá un duelo muy especial contra sus antiguos compañeros.

El Club Juventud Alcalá llega a esta eliminatoria tras haber caído en sus últimos cinco compromisos. A pesar de ello, es un conjunto más que peligroso. Albert Lafuente es el responsable de crear juego para los pupilos de Andrés Miso. El base convierte 10,2 puntos y reparte 2,1 asistencias. Abdulsalam es otro de sus talentos a tener en cuenta. El pívot nigeriano suma 11,1 puntos y 6,6 rebotes por choque. El físico es la principal característica de una plantilla muy competitiva.

El espíritu de supervivencia de estos jugadores explica el porqué se ha llegado con vida a la última estación del tren que otorga un billete para la salvación. El Palmer Basket está hoy más vivo que nunca.

pedroarrom
pedroarrom

Destacado hoy

Socials Share

Facebook
Twitter
LinkedIn